Otros ingredientes

Además de los aceites de lujo, arcillas y productos botánicos utilizamos los siguientes ingredientes naturales en la fabricación del jabón: miel, cera de abejas, sal marina, etc. Todos ellos tienen sus propias funciones en el jabón: le dan dureza, color, y un ligero aroma, además de aportarle gran cantidad de vitaminas y minerales, etc.

La cera de abejas es una excelente protección para la piel contra los irritantes externos, que ayuda a mantener la humedad, pero a su vez, permite que la piel respire; es anti-inflamatoria, anti-bacteriana y antiviral.

El carbón vegetal atrae bacterias, toxinas, suciedad y otras micro-partículas a la superficie de la piel, limpiándola, y ayudando a conseguir un cutis perfecto. Es ideal para combatir el acné.

La leche de cabra  es muy rica en vitaminas y nutrientes, incluyendo zinc, aminoácidos, así como vitaminas A, B, C y E. El equilibrio del pH de los ácidos grasos que se encuentran en la leche de cabra es muy similar a los niveles de pH encontrados en el cuerpo humano, por lo que es fácil para estos nutrientes ser absorbidos por la piel.

La miel tiene la propiedad de absorber y retener la humedad, es anti-microbiana y anti-oxidante.  Puesto que es tan suave, es ideal para la piel muy sensible, la rosácea y los eczemas. Funciona bien en todos los tipos de piel ya que equilibra la piel grasa e hidrata la piel seca.

La sal rosa del Himalaya, esta sal de grado alimenticio tiene muchos beneficios medicinales y terapéuticos.  Para el cuidado de la piel, ayuda a tratar muchas enfermedades cutáneas como el eczema, el acné, la psoriasis y distintos tipos de erupciones.

La sal roja de Hawai se encuentra a menudo en nuestros jabones de spa, pueden ser absorbidos por la piel para eliminar las toxinas y promover una tez suave y saludable. Está compuesta de hasta 80 minerales naturales diferentes, incluyendo el potasio y el magnesio, que normalmente se eliminan de la sal de mesa procesado.